FUNCIONAMIENTO Y REPARACIÓN DE UNA VÁLVULA ELÉCTRICA.

Las válvulas eléctricas en general, se componen de:
 
1. Cuerpo; es la parte que queda roscada a la tubería.
 
2. Tapa; es la parte superior de la válvula. Normalmente se fija al cuerpo mediante tornillos o bien a rosca, dependiendo del fabricante. Puede llevar incorporado un accionamiento manual, para hacer funcionar la válvula cuando no disponemos de energía eléctrica. Una cámara de agua la separa de la membrana. También puede tener un regulador de caudal. Este permite disminuir el flujo de agua que ha de pasar por la válvula.
 
3. Membrana; es de un material flexible y hace que por un juego de presiones en el interior de la válvula, permita el paso de agua cuando actúa el solenoide. También hace de junta entra la tapa y el cuerpo
 
4. Muelle. Esta situado entre la membrana y la tapa. Lógicamente no es visible al estar situado en el interior.
 
5. Solenoide. Es la pieza, normalmente roscada en la tapa de la electroválvula y que permite su accionamiento eléctrico. Hay solenoides preparados para trabajar a distintas tensiones, pero lo genérico en riego para zonas residenciales es 24 voltios y corriente continua.
 
¿Como funciona una válvula eléctrica?:
 
El principio de funcionamiento es el siguiente: En posición estática, el agua no pasa a través de la electroválvula porque la membrana de la válvula (ayudada por el muelle que la separa de la tapa) se apoya en su asiento en el cuerpo de válvula, impidiendo el paso de agua a través de la válvula. Esto es debido a que la presión que ejerce el agua tanto en la parte superior como en la parte inferior de la membrana, es la misma, al estar comunicadas ambas partes entre si, pero el muelle situado entre la membrana y la tapa, hace que al aumentar la presión en la cámara superior (la que esta en la tapa), la propia membrana se mantenga en posición de cierre, impidiendo el flujo del agua por la válvula. Cuando el programador de riego envía una señal eléctrica al solenoide de la válvula, la bobina que lo constituye, se imanta y tira del émbolo hacia arriba, con lo que libera un pequeño agujero que está en la parte de la tapa de la válvula justo en el lugar donde se asienta. Al liberar dicho agujero, el agua de la cámara superior sale por él produciéndose una depresión sólo en la parte superior de la membrana, por lo que al ser mayor entonces la presión de la parte inferior, se desplaza hacia arriba liberando el orificio de paso general del cuerpo de la válvula, comunicándose entonces la entrada y la salida de agua del cuerpo de la válvula.
 
Las averías típicas de las electroválvulas:
 
Pueden ser sólo de dos tipos, eléctricas y mecánicas.
 
Averías eléctricas, se caracterizan porque la válvula no abre. Para que la válvula funcione eléctricamente, es necesario primero, que el programador la mande señal, y segundo, que el solenoide actúe. Para comprobar un correcto funcionamiento eléctrico, proceda de la siguiente manera:
 
a) Corte la alimentación de agua.
 
b) Desenrosque el solenoide, sin desconectar los cables que le llegan. Cuidado no se caiga el émbolo.
 
c) Coloque el programador de forma que demande a esa válvula que actúe.
 
d) Compruebe que hay una ligera vibración en el solenoide. El émbolo se habrá recogido dentro del solenoide.
 
e) Si no han sucedido así las cosas, revise que la corriente sale del programador y que llega a la conexión del solenoide. Si no sale del programador el problema esta en el programador, si no llega al solenoide el problema será del cable y si llega al solenoide y no se recoge el émbolo, sustituya el solenoide.
 
Las averías mecánicas, se caracterizan porque la válvula no cierra. Casi todas las averías en las válvulas el"éctricas, se deben a suciedad depositada en alguna parte de la propia válvula, por lo que siempre recomendamos instalar un filtro en la tubería.
 
Desenrosque el solenoide de la tapa de la electroválvula. Proceda con cuidado para no perder el émbolo. Revise el agujero de la parte inferior, dentro del alojamiento que dispone la tapa de la válvula para roscar el solenoide. Debe de estar totalmente limpio de impurezas para que asiente la parte de goma del émbolo impidiendo, una vez colocado en su sitio el paso de agua por el. Si es preciso pase un alfiler Vuelva a colocar el solenoide Desmonte la tapa (si tiene tornillos tenga cuidado de no perderlos). Retire la tapa, el muelle y la membrana. Limpie todos los componentes que tendrán seguramente barro. Compruebe que la membrana no está rota, que en el asiento econ el cuerpo, no tiene piedrecillas o impurezas y vuelva a instalar todos los componentes.

Subir

Página Inicio

Gamas Aqua Control

 
 Súmate al reto del agua